¡PÁNICO, NO conozco esta MÚSICA!

¿Alguna vez has querido ir a un concierto y te has dado cuenta de que no conocías la música? Realmente, si vamos a un concierto es para pasarlo bien, ¿qué sentido tiene someterse a esa presión?

Según el etnomusicólogo de la Universidad de las Artes de Tokio, Patrick Savage <<la evolución musical obedece a algunas reglas similares a las que gobiernan la evolución biológica>>. ¿Qué significa esto?

Antes, los seres humanos, para lograr la cohesión de grupo o tener más posibilidades de apareamiento, necesitaban desarrollar una serie de habilidades rítmicas que favorecían la sincronización con otras personas. Y la pregunta del millón es: ¿sigue siendo así?

No estrictamente pero, para las personas, es importante sentir esa integración cuando de música se trata. ¿Quién no se ha visto a sí mismo balbuceando la letra de una canción que se sabía a medias en un concierto de música pop o rock? o ¿quién no ha salido de un auditorio o teatro canturreando la melodía más reconocible de las piezas escuchadas?.

Desde la música clásica considero, el hecho de no reconocer la música que suena, una variable a tener en cuenta a la hora de atraer a público que no haya asistido nunca a una sala de conciertos. Y al final es normal, no todo el mundo tiene porqué conocer las Sonatas para Cello de Boccherini o las Cuatro últimas canciones de Richard Strauss, de la misma manera que no todo el mundo tiene porqué conocer todos los elementos de la tabla periódica.

«No todo el mundo tiene porqué conocer las Sonatas para Cello de Boccherini o las Cuatro últimas canciones de Richard Strauss, de la misma manera que no todo el mundo tiene porqué conocer todos los elementos de la tabla periódica«

Algunas características que podemos encontrar en la música clásica que puedan resultar entendibles para cualquier persona, sea o no asidua a teatros y auditorios, podrían ser:

1. Los sentimientos.

Todo el mundo sabe qué es el amor, el dolor o el enfado. Compositores de todas las épocas han intentado reflejar esto en su música con resultados asombrosos.

2. El aislamiento.

En otros posts hemos hablado de la capacidad que tiene la música clásica de evadirnos del ruido externo tan constante en nuestros días.

Por otra parte, debemos también conocer qué tipo de estrategias pueden usar teatros y auditorios para favorecer esta integración y no dejar todo el trabajo a la música:

1. Hibridación.

Entrelazar disciplinas artísticas. La música dice más si hay algo visual que lo refuerza.

2. Favorecer los encuentros sociales.

Familias que se conocen en conciertos familiares, personas que se abonan a un ciclo de conciertos de una Orquesta y establecen amistad con el vecino o vecina de butaca, planes específicos para los abonados que favorezcan la interacción social entre ellos, etc.

En definitiva, sabemos que la música está determinada por una herencia cultural universal basada en la aplicación automática de ciertos patrones rítmicos. Además, en numerosas ocasiones sentimos melodías familiares en música aparentemente desconocida para nosotros. Todo esto pone de relieve la importancia de la música como fenómeno social y, desde la música clásica, debemos encontrar las herramientas más entendibles para transmitirla, sin poner en riesgo la calidad artística de las interpretaciones.

Comparte este post

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Otros posts recientes

¿Qué opinas sobre el tema?

Scroll Up

Suscríbete | Nuevos Posts

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad